Luigi Belvedere

ITALY

Sabor a tierra, a pasado, aroma de Mediterráneo y colores del sol: bastan pocas palabras para hablar de nuestra empresa. El trabajo de nuestra familia, que con pasión hemos trasladado hacia algo nuevo y antiguo al mismo tiempo.
Nuevo y antiguo como nuestra isla, Sicilia. Aquí respiramos el aire de mar y la tierra caliente, seca o fértil de acuerdo de la estación. Nos llenamos los pulmones con un aire que sabe a cítricos, con salinidad y flores. A veces es como estar dentro de una postal.
Le preguntas a alguien sobre esta isla: se recordarán de los higos chumbo y de las naranjas. Luego pregúntanos qué hacemos en nuestra empresa y te contestaremos con una sonrisa. Porque cultivamos y producimos la tradición: higos chumbo y naranjas.

Frutos que pueden convivir, cuyas cosechas se suceden sin sobreponerse, como tres pasos de una danza de estación.
En agosto el primer florecimiento de los higos chumbo, al inicio de octubre el segundo y a noviembre la cosecha de las naranjas.
Vendemos en toda Italia y también mucho en Europa: Francia, España, Suiza, Alemania.

A new world and an ancient world that touch each other

Los higos chumbo son nuestro éxito: un producto de muy especializado, cotizado y con un mercado en constante crecimiento. Se dice que los han traído los árabes.
Sin duda describen nuestra tierra como una metáfora: dulces pero con espinas.

Un fruto especial, desconocido para muchos, tenaz, rico de antioxidantes, extraordinario a su modo.
En los últimos años ha crecido la demanda.
Nosotros nos hemos convertido en los productores más organizados del Mediterráneo. Hemos conseguido la marca DOP y los criterios de producción son rígidos.
Cada tanto pienso en todas estas novedades y en las historias de las empresas sicilianas que han hecho conocer al mundo los higos chumbo.

Un mundo nuevo y un mundo antiguo que se encuentran.
Que tal vez, son lo mismo.