Pepe Caso

SPAIN

La sidra es zumo de manzanas fermentadas, moderadamente alcohólica, acídula, para consumirse fresca. Beber sidra es una experiencia: el cuento de una historia que se desarrolla entre héroes, semidioses, islas míticas, tradiciones, compartir.

Asturias es la primera región productora de Sidra en España; el 80% de la producción nacional llega de estas tierras. 
La sidra de Asturias se ha convertido en un producto DOP; el proceso de elaboración debe cumplir con determinados estándares y las manzanas deben pertenecer a variedades autóctonas, que son más de 22.

Pero todo esto no alcanza, las historias quieren que los gestos y los rituales sean exactamente los de la tradición. 
La cultura y el folclore se renuevan en el mundo de echar y consumir la sidra, que se llena lateralmente: la botella se debe levantar por toda la extensión del brazo, el chorro debe caer en la pared del vaso, mantenido inclinado.

De esta manera la bebida se oxigena, abriendo al paladar las dulces asperezas de la fermentación.

Se echa lo justo y necesario para un sorbo, se bebe, prestando atención en dejar un pequeño fondo para limpiar el borde del vaso: el culín. 
Porque el vaso pasa de boca en boca; un vaso solo para cada grupo de amigos. 
Lo quiere la tradición.

Y, al final, el culín se tira al suelo: de la tierra a la tierra. 
También el fondo de la botella, en donde se recogen los depósitos, se agita y se tira: otro tributo para la tierra, pero también una manera de limpiar las botellas, puesto que el proceso de producción no contempla el filtrado.

Nuestra empresa opera desde el año 1938: nos gusta decir que producimos historia porque en nuestras botellas encuentras la cultura celta, el respiro del Atlántico y el néctar del fruto de los dioses.
Un sorbo de leyenda que, gracias a nosotros, se comparte.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE DIKE