La singularidad del sabor de un lugar, capturado con el espíritu adecuado.

FINLAND

FINLAND

Isokyrö

Matti Leppälehto and Kalle Valkonen
Kyrö Distillery Company

En algunos países la gente se reúne en casa, en otros en el bar o en la plaza.

En Finlandia, a la gente le encanta encontrarse en las saunas, que es sin duda donde se conciben la mayoría de las buenas ideas de los finlandeses.

Así nació nuestra destilería: la primera de whisky de centeno en el país. Una idea sencilla, bella, capaz de convertirse en otra cosa, de transformar los destilados en ginebra.

Era el año 2012 y, envueltos en vapor, un grupo de amigos amantes de los licores se preguntaban por qué el whisky de centeno era una exclusividad norteamericana y canadiense. Después de todo, el país donde más centeno se consume en el mundo es Finlandia. Para tener una idea, el pan de centeno es el plato oficial del país: nos gusta tanto que lo consideramos un aperitivo adecuado para cada ocasión.

Entonces, ¿por qué nuestras destilerías sólo producían whisky de malta? 

Tal vez sólo se necesitaba alguien que se metiera con el espíritu correcto y nosotros estábamos listos.

Nos encantaba la idea de ser los primeros, los únicos.

Queríamos que nuestro whisky fuera tan bueno como el pan y -como el pan- queríamos que fuera 100% de centeno finlandés. Ningún otro ingrediente. Ese también fue un buen desafío.

Lo bueno es que a menudo el entusiasmo te lleva más allá de lo que uno puede pensar.

Incapaces de parar, mientras esperábamos el tiempo necesario para el envejecimiento de nuestro primer whisky, nos metimos con otra producción paralela que puede contar mejor la historia de nuestra tierra. La formación botánica, la pasión por las técnicas de destilación y el deseo de experimentar se han unido en una ginebra que pretende captar el aroma del verano finlandés y los matices aromáticos de un mundo oculto y muy cercano, el de las hierbas que crecen alrededor de la destilería.

Naturalmente, nuestro proyecto ha crecido, convirtiéndose en algo memorable: una empresa capaz de expresar el espíritu finlandés a través de diferentes sabores pero unidos por un estilo inconfundible y genuino. 

Sería mentira decir que para crear una empresa de este tipo sólo sea necesario la pasión y la inconsciencia: también se necesita estudio, compromiso, atención al detalle y determinación absoluta para crear el mejor producto posible, único y especial.

No está mal para una idea que tuve charlando con amigos durante la sauna, ¿verdad?

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE DIKE