La singularidad de la creación que se une con la fantasía.

GERMANY

GERMANY

Berlin
--
Han Sprenger and Victor Aceitòn
Skulpurengiesserei Knaak

Una fundición al servicio del arte. Modelos, moldes, esculturas: un proceso que sigue las necesidades creativas, en un continuo intercambio de consejos, sugerencias, experiencias.

Es nuestra manera de trabajar el bronce, el aluminio y la plata, creando formas que antes sólo existían en el mundo de las ideas y de las intuiciones. 

También es mi manera de sentir plenamente el poder de un nacimiento: cada escultura es un viaje único, un conjunto de sensaciones que ya no se puede prescindir.

Estar cerca de los que crean, vivir con ellos la emoción de una idea que se convierte en forma, color y volumen, trabajar con artistas y galerías: ser el anillo que une belleza y materia. Como arquitecto he vivido la fase estimulante de ideas y de proyectos, pero también la frustración de ver a otros realizarlos materialmente.

En algún momento de mi vida, quise algo diferente. Quería llegar al final del proceso. La fundición fue una gran oportunidad para seguir la transformación de las ideas en materia, tocarlas, entregar algo concreto y terminado.

Una fundición es algo antiguo, pero hemos decidido mezclar tradición y futuro: un artista puede venir con simples bocetos o con un proyecto en 3D, no importa. Lo apoyamos y proponemos las dimensiones adecuadas para exaltar la armonía y las proporciones entre las formas.

Por lo general, producimos ediciones limitadas: una pieza, cinco como máximo. No nos interesa la producción en serie, respetamos los cánones productivos del arte. 

La transición de la idea a los moldes de silicona conduce a las estructuras de cera. La producción es personalizada en bronce, aluminio o plata. Cada componente tiene una fusión específica y una limpieza dedicada.

Después del montaje llega el momento crucial: el patinado. Los artistas nos eligen porque reconocen en nosotros la capacidad de crear determinados tonos de color. Trabajamos con colores cálidos que recuerdan la tierra y la naturaleza. 

Mi equipo incluye creativos y artesanos, trabajamos en un edificio que una vez fue una central eléctrica.

Todavía hay mucha energía aquí: la vitalidad de las ideas, de la materia, del fuego, de los colores. Prefiero llamarlo arte.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE DIKE