ITALY

ITALY

Tiggiano (LE)
--
Cristina Bleve
Tessitura Calabrese

Es difícil saber si en mi familia somos más tenaces o adaptables.

Para algunos, son dos características en antítesis, pero hemos logrado mezclarlas y combinarlas con la profesión que hemos elegido: el arte del tejido. 

Todo empezó casi por casualidad a finales de los años 60: mi padre trabajaba en Suiza cuando se puso de novio con mi madre. Pero no quería saber nada de dejar Corsano, su ciudad natal.

¿Adivina quién ganó? Obviamente mi madre y su legendaria terquedad.

Papá estaba decidido a construir un buen futuro para todos. Por lo tanto, junto a mi madre, encontró una alternativa: la producción artesanal de tejidos. Su sueño era involucrar a toda la familia, tal vez con un hijo licenciado en economía que pudiera manejar los negocios.

Fue un duro golpe descubrir que mi hermano odiaba los números.

Entonces me tuve que encargar yo. Me gradué en economía, tratando de convertirme en un punto de equilibrio capaz de realzar las características de nuestra empresa: alta calidad artesanal, flexibilidad y creatividad.

Mi hermano siguió su inclinación artística, especializándose en diseño y su talento fue fundamental cuando, ante la crisis del sector, sus ideas originales orientaron la producción hacia una renovación.

Los otros cerraban, nosotros crecíamos gracias a la creatividad.

Crecíamos también porque fuimos capaces de crear piezas a medida, tal y como las desea el cliente. Siempre he insistido en este aspecto, obstinadamente: no teníamos que crecer en tamaño, sino en la capacidad de satisfacer en el menor tiempo posible cada petición personalizada. En un panorama cada vez más difícil y competitivo, hemos cultivado nuestro nicho a través de una fiabilidad total desde el proyecto hasta la entrega.

En este sentido, el pequeño tamaño de la empresa no nos penaliza. Al contrario, son garantía de pasión, puntualidad, flexibilidad y calidad artesanal.

Así es como la tenacidad y el espíritu de adaptación han tejido una espléndida trama: la historia de nuestra empresa, que es también la historia de nuestra familia.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE DIKE