Mauro Monaco
Simona Tribuiani

Olio Monaco

La pasión dibuja caminos que no pensabas recorrer.

A veces las cosas mejores suceden por causalidad: basta permanecer fieles a la propia alma y a lo que nos hace sentir vivos.

Como ha hecho mi padre, cuando compró esta hacienda para descansar y gozar de la tranquilidad del campo en sus días libres de trabajo como veterinario. De él he aprendido el amor por la tierra y la satisfacción que se prueba recogiendo los frutos. Una emoción tan grande y bonita que me ha empujado a tratar de seleccionar y producir aceites biológicos cuando todavía nadie hablaba de ello. Y también si mi actividad era otra, aprovechaba cualquier rato perdido para sumergirme en este mundo hecho de naturaleza, aromas, sabores y esfuerzo. Un día, siempre por casualidad, un periodista pasó por la empresa y quiso probar nuestro aceite. Parecía un día como otro cualquiera. Sin embargo terminamos en la guía del Gambero Rosso, y, más tarde entre los 10 aceites mejores de Italia. Un reconocimiento que ha sido la chispa de una diversificación: DOP, monovarietales, blend de vírgenes extra y aceites aromatizados. Producciones de excelencia vendidas en todo el mundo. Es un éxito que gusta, naturalmente, pero quien trabaja la tierra se esfuerza para satisfacciones diferentes: la atención por los detalles, la belleza de las colinas y de los olivares, la certeza de haber hecho lo mejor en el periodo justo. Cada estación cuenta su historia y tu debes seguir su armonía. También hay una estación especial para nosotros: el otoño, el tiempo de la recogida de las aceitunas. Solo somos seis y recogemos hasta 15 quintales al día. Qué importa si es octubre, si a menudo llueve y la humedad no da tregua. Tienes que resistir al aire libre desde por la mañana hasta por la noche. Porque para un aceite excelente sirven aceitunas sanas y recogidas en el momento justo. Así es, las verdaderas recompensas tienen que ver con ese momento. Cada vez te das cuenta de que no es solo un trabajo: es un viaje a través de las emociones y las imágenes. Como la de nuestro olivar cuando, en la puesta de sol, se transforma en una extensión de plata. E incluso con toda la humedad en los pulmones, piensas que no te gustaría estar en ninguna otra parte.

www.oliomonaco.it

Anna Maschio - Lady D

Anna Maschio

Anna Maschio / Distillerie Bonaventura Maschio
La pasión se transmite de generación a generación y cada uno la vive a su manera.

Martin Heuberger - Cyclon

Martin Heuberger

Martin Heuberger / Pool4Art
La pasión es transformar los problemas en oportunidades, hasta alcanzar la excelencia.

Dario Dalla Costa - Jumper

Dario Dalla Costa

Dario Dalla Costa / Dalla Costa Impianti
La pasión te hace ver con ojos diferentes lo que amas desde siempre.

Mauro Monaco - Summit

Mauro Monaco

Mauro Monaco Simona Tribuiani / Olio Monaco
La pasión dibuja caminos que no pensabas recorrer.

Mike Van den Berg - Raving

Mike Van den Berg

Mike Van den Berg / Van Vliet
La pasión es hacer algo bueno a tu alrededor.

Mariano Bassan, Stefano Scarin - Brave

Mariano Bassan, Stefano Scarin

Mariano Bassan, Stefano Scarin
Berto's
La pasión es crecer juntos, superando retos que parecen increíbles.

Philippe Bégué - Glider

Philippe Bégué

Philippe Bégué / Bégué Philippe Bégué Bois
La pasión se hace más fuerte y sólida cuando se comparte.

Gyovanny Tymys - Agility

Gyovanny Tymys

Gyovanny Tymys / RMT Expo
Con pasión se construye belleza. Un paso tras otro.

Marco, Andrea, Lele, Roberto - Digger

Marco, Andrea, Lele, Roberto

Marco, Andrea, Lele, Roberto / Fondazione Berengo
La pasión funde trabajo, técnica e historia. Plasmando arte sin tiempo.